Mantener la ilusión

| Sin comentarios

Psicología práctica y cotidiana.
Todos hemos conocido alguna vez,
la ilusión,
y en la mayor parte de los casos,
la ilusión está ligada a un proyecto,
a una idea que esperas que se cumpla,
a un lugar, con el que sueñas,
al resultado de una operación,
a la respuesta de una persona….

¿Y qué ocurre cuando…
el proyecto no sale,
la idea no se cumple,
el lugar no es posible,
el resultado no es el esperado,
y la respuesta no es la que querías?

Como resultado, en un principio,
perdemos la ilusión,
y aparece la desilusión,
el desconcierto,
el desánimo,
y de repente,
dejas de encontrarle sentido,
a tanto tiempo de ilusión, espera y esfuerzo…

Sin embargo, todo tiene un sentido,
cuando durante mucho tiempo
buscabas lo que querías,
disfrutabas soñando, y
pensabas en conseguirlo.

La vida es un continuo camino,
y un paso te lleva a otro,
y aunque no se cumplan tus ilusiones,
llegar hasta aquí, ya le da sentido.

La ilusión no está en las cosas,
ni en los lugares,
ni en los resultados,
sino en las personas que hacen el camino,
Y que saben que lo importante
es lo que les queda por conseguir,
si mantienen la ilusión consigo.

Y aprovecho para recordar un lugar especial,
por su paz, su acogida,
por ser la puerta de muchos sueños,
momentos, proyectos e ilusiones,
y por ser el comienzo de un largo camino.
Espero que sirva para ilusionar a más personas,
para proyectar sus vidas,
como proyectó la mía y la de mi familia,
por ser el principio de una gran historia,
que aún seguimos viviendo con gran ilusión.

Dolores Rizo, Psicóloga.

Campon-01

Deja un comentario

Los campos requeridos estan marcados con *.


veinte − seis =

*