La terapia en mi vida

| 1 comentario

Experiencia de vida.

OS DEJO AQUI EL TESTIMONIO DE UNA PERSONA QUE DECIDIÓ SER FELIZ. MUCHAS GRACIAS POR COMPARTIR CON TODOS TU EXPERIENCIA DE VIDA.

«Acudí a terapia porque tenía un malestar enorme con mi vida. Estaba enfada con el mundo tras la muerte de mi padre. No había aceptado su pérdida, me parecía mentira. Estaba tan enfadada, arisca y hastiada de todo, que me había llevado a tener fuertes discusiones con familiares, amigos e incluso había dejado a mi pareja, ya que en aquel momento no soportaba nada ni a nadie.

Entonces me di cuenta que algo iba mal, no podía seguir así. No era feliz.

La gente suele ser muy reticente a ir a la psicóloga, pero lo cierto es que yo también soy psicóloga (si, los psicólogos también sufrimos y también necesitamos ayuda externa en ocasiones), por lo que desde el primer momento lo tuve claro.

Ir al psicólogo simplemente significa que quieres estar bien. Que algo te descentra, te altera, te paraliza o te hace, como en mi caso, explotar en situaciones que no son de peligro.

Trabajamos lo que se llama pensamientos irracionales, trabajamos también el aspecto afectivo. Hicimos dos sesiones de hipnosis, pero que, después de todo el trabajo a nivel cognitivo que habíamos hecho durante algunos meses, fueron más que suficientes y los resultados son visibles, por mi, y por mi entorno.

He aprendido muchas cosas en terapia. Lo más importante ha sido aprender que el cambio y el cómo afronto la vida depende única y exclusivamente de mí, lo que considero tener libertad. Libertad para elegir y tomar decisiones, sin que me afecten las opiniones o críticas de los demás. Libertad para elegir y equivocarme, sabiendo que siempre es buen momento para cambiar de opinión y para corregir.

He aprendido a aceptar la marcha de mi padre y a vivir feliz aunque él no esté aquí, porque sé que siempre estará conmigo, en mis recuerdos, en mis actos, en los que soy; y aprender a visualizarlo en mi subconsciente es muy relajante.

He aprendido a dar mi opinión siempre que quiero darla, a aceptar las críticas y considerarlas, a aceptar las personas tal y como son y alejar de mi vida a aquellas personas que no quiero cerca, que no me respetan.

La terapia me ha ayudado a que el entorno, aunque sea estresante y/o problemático, no me afecte a mi felicidad, no me enfade. Ante un problema, poder analizarlo con distancia, para ver si se puede solucionar y cómo hacerlo, sin dejarme llevar emocionalmente.

Y sobre todo, lo que he aprendido en terapia es que lo fundamental para encontrarme bien es saber que quiero, tener mis ideas claras y luchar por ellas.»

Fdo. «Una persona que quiere ser Feliz»

Ruta-de-Mon-42-copy

Un comentario

  1. muy buen sitio para aprender nuevas enseñanzas espero seguir recibiendo sus notificaciones de nuevos temas http://www.diosdice.com

Deja un comentario

Los campos requeridos estan marcados con *.


5 + uno =

*