LA HIPNOSIS CLINICA como complemento a otras terapias, entre ellas, la FISIOTERAPIA

| Sin comentarios

La Hipnosis Clínica es una técnica terapéutica con mucho respaldo científico, tras un largo recorrido histórico, que le aporta evidencia y prestigio como técnica coadyuvante en múltiples tratamientos.

Existen bastantes estudios científicos que avalan que el nivel de activación ante una situación de riesgo, pérdida o problema, disminuyen la resistencia del sistema inmunológico, y por tanto, aumenta la probabilidad de enfermedades y de dolor. De ahí, la importancia de enfocar un problema de forma multidisciplinar.

La Hipnosis Clínica es un complemento efectivo para diferentes intervenciones, entre ellas, la fisioterapia, ya que, abordaremos los problemas desde todas sus dimensiones, es decir, emocional, física y psicológica.

La medicina Psicosomática sostiene que el estado del cuerpo afecta a las emociones, y éstas al cuerpo. Las emociones y los pensamientos relacionados con acontecimientos estresantes pueden provocar una sensación de dolor en aquellas partes del cuerpo que están sensibilizadas.

Por otro lado, la percepción del dolor está estrechamente relacionada con el estado emocional en el que se encuentra la persona afectada. El dolor crónico puede llegar a permanecer en un circulo vicioso de ansiedad-dolor.

El dolor puede asociarse al miedo y a una elevada activación emocional, provocando un incremento de la tensión muscular y ésta retroalimenta la percepción del dolor.

Además, es importante, mejorar o cambiar los hábitos inadecuados que llevamos en nuestra vida, para potenciar los resultados de los tratamientos o las terapias, como por ejemplo, el del profesional fisioterapeuta.

Para esto, además de la intervención individual con Hipnosis, mediante la HIPNOSIS CLÍNICA GRUPAL, podemos beneficiarnos de forma rápida y económica para:

  • Eliminar la ANSIEDAD
  • Dejar de FUMAR
  • Deshacernos del DOLOR
  • Volver a conciliar el SUEÑO
  • Controlar la ALIMENTACIÓN.
  • Prepararse para el PARTO
  • Mejorar tu AUTOESTIMA

Te invito a saber más sobre la Hipnosis Clínica.

Precedentes históricos de la Hipnosis

Existen precedentes históricos del uso de técnicas similares a la hipnosis y la sugestión, empleada por los egipcios en los llamados Templos del Sueño; y en Grecia, también disponían de un recinto sagrado del sueño, donde trataban distintas dolencias.

Numerosos estudios se han llevado a cabo con el fin de conocer en profundidad la sugestión, la sugestionabilidad y la hipnosis con todos sus procesos, así como su eficacia terapéutica, de la mano de autores como Binet, Ghreorghiu, Eysenck, Wundt, James, Paulov, Furneaux, Benton, Bandura, Stukat, Clark L.Hull, Charcot, Luis Simarro, Ramón y Cajal, Milton H. Erickson y un largo etc.

Ya en 1958, la American Medical Association reconoce la hipnosis como una modalidad terapéutica válida para ser utilizada por médicos y psicólogos debidamente entrenados.

Y la constitución de la División 30 de la American Psychological Association (APA), aporta reconocimiento científico, ya que su creación está dedicada al análisis y estudio de la Hipnosis Clínica, avalando la misma con el carácter serio, científico y riguroso que merece.

Actualmente, la Hipnosis está avalada por diferentes sociedades Científicas, como la British Psychological Society, y se enseña e investiga en distintas Universidades de EE.UU, Cánada, Australia, Alemania, Gran Bretaña, España, Holanda, Rusia…

¿Qué es la hipnosis?

En el S.XX, se desarrollan muchos de los estudios que conocemos hoy sobre la técnica de la Hipnosis, y hay evidencia para reconocer que es la propia persona hipnotizada quien activa el proceso hipnótico, al aceptar las palabras o sugestiones de quien le guía

La hipnosis clínica es una técnica que se utiliza para realizar tratamientos psicoterapéuticos, a través de la conexión interior con uno mismo.

Es una técnica de introspección basada en sugestiones que nos adentran en los habitáculos desconocidos del subconsciente.

El subconsciente es una parte de nosotros mismos que trabaja de forma automática con los aprendizajes o experiencias vividas e interiorizadas a lo largo de nuestra vida.

 ¿Por qué la hipnosis es una técnica terapéutica?

A través de la hipnosis, las personas se liberan de su mente lógica y racional, su parte consciente, permaneciendo ésta en estado de observación, sin intrusismo.

Es en ese estado de trance cuando podemos permitirnos expresar sin censura, exteriorizar los anhelos más profundos, conectar con nuestro ser interior, con nuestra sabiduría en su estado más puro.

A partir de este estado, el profesional que utiliza la hipnosis dentro de una terapia ayuda a la persona a expresar, modificar y curar sus conflictos más internos, guardados en su mente subconsciente.

La realidad sobre la Hipnosis

  • La hipnosis no es indefinida. Siempre se sale del estado hipnótico.
  • Todas las personas pueden beneficiarse de los efectos terapéuticos de la Hipnosis, aunque es cierto que para muchas personas, es necesario el entrenamiento en la técnica, y para otras, resulta más fácil “dejarse llevar”.
  • En estado hipnótico, nunca harías aquello que va en contra de tu voluntad. Es decir, mantienes siempre tu voluntad, tu decisión, el control, y la conciencia.
  • La Hipnosis no es un estado como el “sueño”. En realidad, no tiene que ocurrir nada especial, es frecuente que la persona sea consciente de todo lo que ocurre en estado de trance. Sus respuestas son automáticas (involuntariedad percibida), si bien, el proceso ocurre por voluntad de la persona hipnotizada.
  • La hipnosis requiere una gran atención y concentración. Por tanto, sólo es posible llegar a ese estado si la persona quiere y lo permite.
  • La Hipnosis no tiene ningún efecto negativo.

¿Cómo te sentirás con la Hipnosis?

  • Seguridad. Es un estado de bienestar y seguridad.
  • Relajación. Te sentirás muy relajado, tanto que querrás permanecer en ese estado.
  • Concentración y atención plena. Tu mente irá enfocándose cada vez más en las palabras del profesional, provocando así un cambio.
  • Cada vez te sentirás más receptivo a las sugestiones.
  • Es posible que accedas a emociones guardadas y que se liberen.
  • Cuando acaba la sesión, tu mente seguirá interiorizando lo aprendido en ella. La hipnosis tiene efectos después de la sesión, evitando la resistencia al cambio y formando nuevos hábitos.
  • Consciencia paralela. Es posible ser consciente de estar en la sesión y a la vez en otro lugar del tiempo y del espacio. Tu mente tiene muchas capacidades que aún desconoces.
  • Olvido Es posible que tu mente decida olvidar partes de lo vivido en la sesión.
  • Actitud mental positiva. La hipnosis desarrolla un cambio positivo, así como una relajación y paz interior, encontrando así un equilibrio interior de bienestar con uno mismo.

Dolores Rizo, Psicóloga.

 

Deja un comentario

Los campos requeridos estan marcados con *.


siete + 14 =

*

aviso-legal/