Infancia y Familias

La Terapia Psicológica para la Infancia y sus Familias, pretende cubrir las necesidades del menor en cuanto a su desarrollo, miedos, adaptación a los cambios, superación de etapas, etc, junto a los de la familia.

Es imprescindible, ante cualquier intervención infantil, la implicación, apoyo e información de la familia;

Así como en ocasiones, se solicitará la información y observación del menor por parte de centros escolares u otros servicios que tengan datos valiosos sobre el menor, así como la intervención conjunta.

Se desarrolla mediante sesiones individualizadas con el menor y su familia, interviniendo en su Diagnóstico y sus necesidades concretas.

LA TERAPIA DE JUEGO, es una modalidad de terapia adaptada a los más pequeños y sus familias, para abordar cualquier problema infantil desde el juego, la diversión y la exposición lúdica.

El juego ofrece la posiblidad de abordar temas de forma lúdica, afrontar situaciones temidas de manera simbólica, expresar, etc…
Y todo ello, para capacitar al menor de estrategias y técnicas necesarias para superar el problema psicológico que le hace sufrir.
En la Terapia de juego, es muy interesante la participación de la familia, ya que, tras la sesión, el menor puede seguir reproduciendo el juego en casa, y con ello el aprendizaje, encontrándose éste en un contexto de mayor seguridad y confianza.

HIPNOSIS para la infancia, se trata de otra técnica de terapia, donde nos beneficiamos de la gran capacidad imaginativa del menor para adentrarnos así en su subconsciente y ayudarle a hacer cambios beneficiosos para su salud.

Los problemas que se pueden abordar con la Terapia para los menores y su familia son, entre otros:
• Miedos y Fobias.
• Ansiedad.
• Baja autoestima.
• Inseguridad.
• Inexpresión Emocional o afectiva.
• Escasa comunicación.
• Dificultad en las relaciones.
• Tristeza, apatía, depresión infantil.
• Aversión o rechazo.
• Evitación.
• Problemas de conducta.
• Motivación.

Cuando los problemas son acerca del rendimiento escolar, el APOYO ESCOLAR, ofrece la atención a las dificultades concretas de cada menor, tanto individualmente como de forma grupal.

 Se trabajan Técnicas y hábitos para la mejora del rendimiento académico, incidiendo en la problemática individual de cada uno/a.

Se pretenden conseguir una mejora en los siguientes aspectos:
• Atención y concentración.
• Memoria.
• Subrayado, Esquemas y Resúmenes.
• Comprensión Lectora.
• Expresión verbal.
• Razonamiento lógico – deductivo.
• Solución de problemas.
• Técnicas de estudio.
• Hábitos.
• Planificación del estudio.