Empatía no es Simpatía

Psicología práctica y cotidiana.

Empatía es RESPETAR el lugar desde dónde nos habla la otra persona.

Simpatía supone COINCIDIR, y compartir los valores de la otra persona.

EMPATÍA no es SIMPATÍA.

Simpatizo con los amigos, con las personas que comparto algo en la vida.

Empatizo con las personas diferentes a mí, cuando les respeto en su posición.

EMPATIA-SIMPATÍAA veces creemos ser Empáticos, y realmente estamos saciando la necesidad de Aprobación y de estar a bien con los demás.

Cuando lo que busco es “agradar” a la otra persona, para obtener su aprobación, me muestro Dependiente, en nada estoy Empatizando, ya que pretendo Simpatizar para obtener algo a cambio, su valoración. Y eso no es Empatía.

La Empatía supone Respeto a la otra persona, y en muchas ocasiones, mi postura personal no importa, ya que puede ser contraria y en ésa ocasión no procede manifestarla, sólo cabe expresar el respeto por la postura de la persona que estamos escuchando.

Por supuesto, existirán otras muchas ocasiones, para expresar mi opinión, partiendo del respeto y la Empatía.

Por eso, la EMPATÍA es una fabulosa herramienta para las relaciones interpersonales, sobretodo, en las profesionales y en las que generan diferencias.

Dolores Rizo.

 

 

Comentarios cerrados