¿Dónde vamos tan rápido?

| Sin comentarios

Reflexión

¿Dónde vamos tan rápido?

 Nos levantamos deprisa, corremos en la carretera, miramos el reloj continuamente, engullimos la comida, tenemos la agenda llena de cosas pendientes…

 Y todo ¿para qué? ¿Acaso queremos llegar antes?

 ¡Ya!, hoy me planteo parar, bajar el ritmo, hacer las cosas una a una, disfrutar del trayecto recorrido, de las tareas conseguidas, de llegar a tiempo sin haber corrido…

 Me propongo mirar lo que ya he conseguido, sin pararme a pensar en lo que queda por conseguir.

 Tengo la sensación de que el mundo no cambiará hasta que no cambie yo. Cuando me proponga hacer algo lo haré sin prisas y así, seguro que sale mejor, sin estrés, con puntualidad y sin mal humor.

 Si el día no tiene más horas, ni la semana más días, ni la vida más años, yo tampoco puede pretender hacer más. Haré en la justa medida que me permita disfrutar y sentirme a gusto conmigo misma, con los mios y con mi vida.

 Mañana más.

 FELIZ Y TRANQUILO FIN DE SEMANA

Dolores Rizo, Psicóloga.

bobia1

Deja un comentario

Los campos requeridos estan marcados con *.


3 × 2 =

*