Cuida tu alimentación para cuidar tu mente

| 1 comentario

Cada vez  son más las personas que me encuentro, que reconocen tener un desorden en su alimentación. Y no es casualidad, que también lo tengan en su mente, y por tanto en su vida.

No soy especialista en alimentación, y no pretendo serlo;

Sin embargo, el coche no anda si no le ponemos el combustible adecuado.

Por ésta misma razón, si quieres ordenar tu vida, tu mente y sentirte feliz, es importante escuchar tu otro cerebro, como lo llaman algunos, refiriéndose a nuestro aparato digestivo, en concreto a nuestros intestinos.

Ya que no podemos diseccionar nuestro cuerpo en partes, cada órgano tiene su función relevante, que repercute directamente en el resto de los órganos.

Por eso, si no vamos bien alimentados o no llevamos un orden en las comidas, además de acusar problemas digestivos con el tiempo, nuestra mente no puede gestionar bien sus conflictos. Ni tan siquiera tendremos buen humor para empezar el día, ya que nos sentiremos cansados, agotados, con falta de paciencia, escasa concentración, con frecuencia enfermo, y por supuesto, estarán a flor de piel todas nuestras emociones, sintiéndonos sensibles, vulnerables y desbordados.

Existen muchas formas de alimentarnos, pero te aconsejo que busques una alimentación saludable para tu cuerpo, como dicen algunos especialistas “somos lo que comemos”.

Y no tengo ni que decirlo, todos los alimentos no son saludables, y por tanto, aunque nos sacien o nos generen placer, es muy probable que te enfermen a otros niveles.

Si no sabes por dónde empezar, te aconsejo unas pautas de hábitos saludables de alimentación, como son:

  • Comer cinco veces al día.
  • Beber abundante agua sin excederse del 1.5l.
  • Comer mucha verdura y fruta.
  • Escuchar lo que tu cuerpo necesita, para limitar las cantidades a sus necesidades reales.
  • Dedicar un tiempo de calma para comer, sentado y disfrutando de cada bocado.
  • Saborear la comida.
  • Evitar alimentos procesados, refinados e industriales.
  • Hacer ejercicio moderado, ayuda en el proceso digestivo.

Y te recomiendo también que visites a un especialista en alimentación, si quieres conocer más en profundidad lo que comes y sus nutrientes, así como las mejores combinaciones de los mismos.

Si decides tomarte en serio tu alimentación, pero reconoces que te cuesta hacerlo, sin duda, la Hipnosis, dentro del marco de una Terapia Psicológica puede ayudarte mucho.

Es necesario que quieras hacerlo en serio, tanto si decides organizar mejor tus comidas, como si deseas adelgazar, donde necesitarás la guía de un especialista. La Hipnosis te acompañará en tu decisión para que no te suponga ningún esfuerzo.

La técnica de Hipnosis es una herramienta con la que accedemos a tu subconsciente y lo programamos para que te dirija a tu propósito. Es una técnica para el cambio sin necesidad de esforzarte en ello. En cualquier caso, la única condición para el cambio es desearlo.

En algunos casos, sólo serán necesarias unas pocas sesiones para conseguirlo, aunque en otras personas, es posible que necesiten un proceso más largo de terapia, ya que la relación inadecuada con los alimentos, puede tener su origen más allá de los malos hábitos de alimentación. En ocasiones, encontramos  insatisfacciones o bloqueos emocionales, que dan origen a los trastornos alimentarios. Se trata, entonces, de adaptarse a las necesidades de cada persona en particular, mediante la terapia psicológica.

Es muy importante que tomes conciencia de tu cuerpo, sus necesidades, su funcionamiento, su malestar, y que lo cuides; Ya que cuidándolo a  él, cuidas tu mente, modificas actitudes y percepciones de ti mismo y del mundo, y sin duda, te sentirás más feliz y satisfecho con tu vida, ya que estás decidiendo cuidarte y quererte.

Mar-ART-03

Un comentario

  1. Admirables e interesantisimos consejos llenos de sabiduria que nos hacen sentir la generosidad de tus comentarios.

Deja un comentario

Los campos requeridos estan marcados con *.


diecisiete − 10 =

*